Categorías

¿Llegamos tarde a la Banca Digital?

Monday, March 2, 2015 @ 01:03 AM
Fernando Egido

En el último año el término “Banca Digital” se ha convertido, sin duda, en la expresión de moda en el sector bancario. No obstante, si entramos a profundizar en lo que esto significa podemos encontrarnos con una variedad de respuestas que denotan que en gran parte del sector no existe todavía una verdadera conciencia de las profundas implicaciones que la transformación en un banco digital supone.

Aunque las entidades financieras españolas hemos sido pioneras en la implantación de tecnologías para mejorar los procesos y los servicios al cliente, en esta ocasión la historia no va de incorporar tecnología. La banca digital supone un cambio de paradigma que afecta por completo a las entidades y que tiene implicaciones en ámbitos tan dispares como el desarrollo de producto, la distribución, la operativa, la comunicación o la atención al cliente, entre otras.

El desarrollo tecnológico de los últimos años ha permitido que hagamos las cosas de manera diferente y que surjan nuevos modelos de negocio que antes eran impensables. Los nuevos nativos digitales, para los cuales Internet siempre estuvo ahí, esperan de la banca servicios y experiencias similares a lo que compañías como Apple, Google o Amazon son capaces de ofrecerles.

En España esta revolución digital ha pillado a nuestro sector en pleno proceso de reestructuración y, por tanto, con el foco puesto en la capitalización de las entidades, los procesos de integración o la adaptación a la extensa regulación aprobada en los últimos tiempos.

Sólo humanizando la banca, entendiendo la forma en que los clientes interactúan en el mundo digital, diseñando experiencias relevantes y aprovechando las últimas tendencias en tecnología seremos capaces de ofrecer una propuesta de valor atractiva para los clientes en un futuro cercano.

Tenemos por delante el reto de recuperar el tiempo perdido y acelerar la transformación digital para poder ser competitivos frente a los nuevos players que nos acechan. El futuro está en nuestras manos.

Comentar

Switch to our mobile site